miércoles, 28 de enero de 2009

A MI ABUELO BENITO


Hola mis queridos Blogueros.

Hoy estoy muy triste porque se ha muerto mi queridísimo abuelo. Mi abuelo era una gran persona. Siempre estaba alegre y contento, siempre bromeando y jugando con sus nietos, que era lo que más quería. Mi abuelo era posiblemente una de las mejores personas que conozco. Me habría gustado que hubiese estado más tiempo conmigo, pero no pudo ser.

Hoy en el tanatorio, me he encontrado con tíos y primos de los que apenas me acuerdo, para entre todos decirle adiós. Algunos estaban aparentemente tranquilos, otros muy afectados, algunos tristes pero aceptando su muerte... No se me olvidará nunca este día. Mi prima con una expresión de tristeza y dolor, mi abuela totalmente destrozada, mis tíos entristecidos por la pérdida… Y yo, con un último deseo, ver por última vez a mi abuelo, decirle todo lo que siento y darle un beso. Y así lo he hecho, he entrado, le he dejado una rosa, le he dejado una carta que le había escrito y le he dado un par de besos.

Esta es la carta que le he dejado:


Para nuestro querido Abuelo:

Abuelo, te escribo, porque no sé cómo hacer que estas palabras lleguen a ti. Tú has sido desde siempre una de las figuras más importantes para mí. No he conocido a nadie que se preocupara tanto por los que quería como tú. Siempre estabas ahí, llamándonos para saber que tal estábamos. Siempre estabas bromeando, dándonos tu cariño que no es poco y un amor que no era normal.

Pero ahora te vas, y yo no me he podido despedir de ti. Supongo que no hacía falta, ya que tu sabias perfectamente que tanto Andrea como yo te queríamos con locura. Me acuerdo cuando jugabas con nosotros y nos decías “¿A que soy un pesado? Anda, di que soy un pesado” y yo te decía que no, y no lo eras, todo eso era amor.


Ahora, que ya no estás, me arrepiento de no haberte hecho tanto caso como debería. Mis padres me aseguran que eso a ti no te importaba, que tú te alegrabas solo con estar cerca nuestro, y estoy seguro de que es verdad, pero aun así querría haberte hecho mas caso y haber dejado más la maquina o la tele.


Te echo de menos. Me cuesta mucho pensar que nunca más volveré a verte, que nunca más estarás ahí a mi lado. Supongo, que como dicen mis padres, pronto lo superare y encontrare la forma de contactar contigo. Pero aun así, me duele mucho tu ausencia, y me parece imposible que nunca más te veré esperándome en la puerta de tu casa para darnos a Andrea y a mí la bienvenida.


Y ahora ¿Quién me ira a buscar a los sitios? ¿Quién me hará caricias y cosquillas como lo hacías tú? ¿Quién nos dará la paga a escondidas a Andrea y a mí? ¿Quién nos dará tanto amor como nos diste tu?... Nadie, porque nadie en este mundo, podría ser como tú. Porque tú eras único. Nadie podría llenar el hueco que tú dejaste, y nadie debería hacerlo. Porque todos queremos mantenerte en nuestro recuerdo tal y como eras, sin nadie que te sustituya.




Todas las lágrimas que he derramado, son amargas, pues son las lágrimas de una gran pérdida. Pero que no te disguste, ya sé que sufrías mucho al vernos tristes, pero estas lagrimas, son necesarias, porque tú te mereces esto y mucho mas. No mereces caer en el olvido. Y yo me asegurare de que tu nombre quede grabado en algún sitio para que sea recordado. No importa que te recuerde todo el mundo o solo unas pocas personas. Lo importante, es que tu memoria siga sobreviviendo al tiempo. Tu nombre quedara grabado en un árbol, en las dedicatorias de un libro o en las memorias de los que te quieren.


Todavía no me acostumbro a tu perdida. Todavía espero que al abrir una puerta o al girar una esquina te encontrare ahí esperándome, con los brazos abiertos. Pero eso ya no va a poder ser. Aun así, cuando alce la vista al cielo y contemple las estrellas, te podre ver, sonriéndome, con ese amor y cariño que te caracterizaba. Sonriéndome como siempre hacías, y con el corazón, podre escucharte y nos reiremos juntos como en tiempos pasados.


Ahora que te vas. Por fin descansas en Paz. Si, te has ido físicamente, pero seguirás vivo en nuestros corazones, y no te olvidaremos nunca. Ahora te reúnes con tus padres y tus abuelos perdidos, como todos haremos en algún momento. Si desde el sitio donde estas, puedes vernos u oírnos, escucha esto: Te quiero.


Por último, quiero que sepas, que tus hijos, tus nietos, tu mujer… Todos te queríamos, te adorábamos, y te admirábamos. Y yo, bueno, estoy seguro de que en realidad todos los que te queríamos, nos gustaría ser como tú. Y no lo digo por decir, porque te aseguro que yo (y seguro que también mis padres, mis tíos y mi prima), de mayor querríamos ser como tú.


Un beso a mi querido abuelo y a una grandísima persona. Y recuerda que te queremos y que no te olvidamos.


Espero verte pronto en las estrellas.


Adiós

Alejandro y Andrea
Sanchez





Esto es solo lo que me ha dado tiempo a escribir, pero me habría gustado contarle muchas más cosas. Todavía no me hago a la idea de que no volveré a verlo, cada vez que pienso que ha desaparecido del mundo, no me lo creo. Aunque lo he visto tumbado en el féretro, todavía no lo creo. Todavía me pego pellizcos de vez en cuando para ver si despierto de esta dura pesadilla. Pero no despierto, aun así, ya lo estoy aceptando. Le he llorado mucho, y posiblemente le llorare mucho mas, y, aunque sé que mi abuelo no querría verme llorar, que sufría mucho viéndome triste, pero no lo puedo evitar… lo quería tanto.


Bueno, al final cumplí mi último deseo con él, y entré junto a su lado, en un habitáculo frio donde solo estaba él y una corona de flores. Y ahora me alegro de haberlo hecho, me siento orgulloso de eso. Me siento orgulloso de haber podido despedirme de él, de haberle dicho adiós y haberle dado un beso. Al final, cuando nos hemos tenido que ir, he ido por última vez a verle, y le he dicho lo que quería decirle, y me he despedido de parte de mi abuela y de mi prima.


Hoy, me he hecho una promesa: ser de mayor como mi abuelo. Darles a mis hijos y a mis nietos el amor que el dio a los suyos. Su memoria no se perderá, ya que él seguirá vio en mí, y mientras yo siga vivo, seré un reflejo de mi abuelo. Y estoy seguro, de que mi padre será igual que él, al igual que lo fue su abuelo (mi bisabuelo) y como espero que lo sea mi hijo. Puede que nuestros nombres desaparezcan, pero no desaparecerá nuestra alma y nuestro espíritu lleno de cariño y amor.


Adiós abuelo, recuerda que yo siempre estaré a tu lado, y que tu imagen seguirá viva en nosotros. Me asegurare de que no desaparezcas, y de que en el futuro, se siga disfrutando de ti.


Un beso. ¡Va por tí!


16 comentarios:

  1. Al NIÑO DE VALDELACASA, que tantas tardes, dias y noches de GLORIA nos dio a los que le conocimos, sobre todo a su CUADRILLA, DIOS le tiene un rinconcito reservado junto a: Manolete,Paquirri, El Yiyo....Juntos en las tertulias taurinas seran amenizados por: Farina,Camaron....
    No faltara el charlar de zapatos con su compañero TERIO, le dara novedades, de como han transcurrido estos 12 años que hace que El nos dejó.
    Desde ahi arriba se encargaran de hacer que estas sagas sigan dia a dia, paso a paso, llevando con orgullo, tanto la profesion como el ejemplo que nos dejaron.
    A BENITO, no le gustaria veros tristes asi que no le hagais pasar mal rato y ANIMO ¡¡¡
    Esperanza, Pedro, Pilar, Alejandro, Jose, Isa, Andrea y Carlos. UN BESO desde Exebarri

    ResponderEliminar
  2. Queridisimo Axel, me ha emocionado profundamente lo que has escrito de tu abuelo. Yo no he lleago a conocer a mis abuelos, bueno, solo una abuela. Pero yo no he tenido esa experiencia de un abuelo que te viene a recoger al colegio, que te lleva al parque que te hace caricias... Y te envidio Axel, porque tu tienes esos recuerdos que te acompañaran toda la vida, y eso te hara sentir que el esta siempre muy cerca de ti.
    Ya se que todo lo que yo te pueda decir hoy no te va a servir de nada. Pero yo tengo un truco para superar la tristeza que nos invade al recordar a esas personas queridas que se han marchado. No es algo para que pongas en practica hoy, pero quiza, dentro de unos dias, mas adelante... a mi me ayuda. ¿Sabes que hago? Siempre pienso: ¿tu crees, que a el le gustaria verte triste? No, Axel, tu abuelo quiere verte feliz, y que sigas dibujando, y tocando el piano y escribiendo en este blog, y ¡que coño!, tambien jugando a la play. Y haya donde el este, si tu sonries, el sonreira, y si tu estas triste, el lo estara tambien. Y cuando llegue a tu mente, su imagen sonriendo, ya veras como sientes, que el esta ahi, a tu lado, riendose contigo. Creeme, funciona.
    Bueno, y ya me enrollado bastante (como siempre), en un dia en el que yo solo queria decir: Un abrazo muy fuerte para ti, Axel, y tambien para tus padre. Y un abrazo muy especial para ti de parte de mi hijo adolescente, que te quiere mucho, aunque ya sabes que el es incapaz de hablar de estas cosas de adentro. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Alejandro, por lo que cuentas, tienes el mejor recuerdo que se puede tener de una persona, en este caso de un familiar muy cercano, FUE BUENO. Apenas coincidí con él en tres ocasiones, con aquel cuerpo correoso, iba donde ti o venía, quería ser útil para vosotros. No es fácil ser BUENA PERSONA, para que esto suceda hay que sudar mucho la camiseta, hacer mucha gimnasia de corazón y tener organizada la cabeza. Hay gente que después de toda una vida no consigue tener esta categoría, que no se estudia en la Universidad, sino que se aprende en la academia de la vida. Es por lo que tenemos que apreciar estas vivencias como una exigencia para ponerlas en práctica. Nadie muere totalmente, siempre nos queda su cariño, solidaridad, trabajo, lucha, honradez...que se reencarna en nosotros para que lo volvamos a volcar en otros. Cuando vayas dejando de llorar, que es bueno, ponte manos a la obra para poner en práctica todo lo que Benito te contagió. Seguro que en ti, no por casualidad, tendrá su alumno más aventajado.

    ResponderEliminar
  4. Hoy, Alejandro, también llueve,
    pero lo hace de manera distinta;
    sin rabia alguna.

    Hoy llueve mansamente;
    como empapando el alma,
    como llorando juntos,
    como ofreciendo paz.

    No importa demasiado
    que hoy te mojes;
    como llorando juntos,
    como lloviendo paz.

    Como si fuera una tarde
    lluviosa del invierno,
    con el abuelo Benito
    en el salón de casa.

    -Anda Sam, vuelve a tocar
    otra vez “Canción para Eloisa”-
    debió de decir Bogart.,
    con voz tabacosa y cazallera.

    ¿O tal vez el final fuera distinto?
    -Anda, tócala otra vez “mi niño”

    ResponderEliminar
  5. Hola Alejandro yo también te envío un abrazo muy fuerte.Sigo tu blog desde que me lo dío un amigo y me parece muy bueno porque hay de todo.Cuando alguno me ha dicho que resulta como de amigos y casi de familia yo le digo que sí, pero de la de cualquiera.Por eso me gusta.Sigue así.

    ResponderEliminar
  6. alcalde pedaneo de las brañas cántabras29 de enero de 2009, 9:32

    Ayer se me escapó la mejor chiva monte arriba.Busco su libertad en nuevos pastos.

    ResponderEliminar
  7. El mismo Anónomi de antes29 de enero de 2009, 9:41

    Joder tios, mientras escribía mi mensaje anterior han entrado varios que no había leido.Sin comentarios:No soy capaz de escribir nada porqwue tengo un nudo en la garganta pero necestaba decirlo así.Aunque no me entandais.Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  8. Axel,GU¿quieres GUAU que te cuide?GUAPO ¡¡¡.

    ResponderEliminar
  9. Hola Axel, hasta hoy no me habia decidido a escribir en tu blog aunque llevo varios dias leyéndolo (me parece muy bueno). Hoy te escribo para decirte que me sumo a tu pena, que se perfectamente como se siente una persona cuando pierde a alguien muy querido, esas preguntas que te pasan por la cabeza y que no encuentran respuesta, pero haz caso a tus padres EL TIEMPO TE HARA SUPERARLO y aunque ahora te parezca una bobada !ES CIERTO!, dentro de un tiempo cuando pienses en tu abuelo ya no tendrás ganas de llorar, al contrario, esbozarás una sonrisa y verás como te vienen a la cabeza imágenes y recuerdo que no sabías ni que tenías. Lo siento mucho Axel. Muchos besos para ti y para tu familia

    ResponderEliminar
  10. TRES BESOS

    ……a veces escribimos para desahogarnos.
    …….siempre lloramos para desahogarnos.


    Ayer, en el tanatorio de San Miguel de Basauri, todos los que allí estábamos nos dimos besos, abrazos y apretones de mano. Necesitábamos compartir el dolor en forma de proximidad física Sin formalismos sociales. Pero hubo tres besos muy especiales. Distintos a todos los demás. Cada uno de ellos contenía un arco iris de emociones y sentimientos.
    El primero, Alejandro, se lo diste a la abuela Esperanza. Era un beso sólido, fuerte, protector. Como diciéndole (creo que te lo escuché) “no te preocupes, abuela; no llores.”
    El segundo se lo diste a la prima Andrea. Ambos os fundisteis en un abrazo tierno, inmenso, inacabable. Era el abrazo de dos adolescentes unidos por el nexo del amor común al abuelo Benito.
    El tercer beso, Alejandro, fue el que depositaste en la frente del abuelo yaciente .Fue
    un beso tierno, dulce, de nieto a vida completa. Después pusiste entre sus manos una rosa roja, una carta (“me preocupaba que no me salieran las palabras, y yo quería despedirme”, nos dijiste a tu madre y a mí, de vuelta a casa) y una cajita cerrada cuyo contenido sólo tú conoces.

    ResponderEliminar
  11. Alejandro:
    Realmente tu abuelo debería sentirse orgulloso.
    Porque el inmenso amor que transmiten tus palabras pone de manifiesto un sentimiento tan profundo que seguro no pasó inadvertido.
    No hay nada comparado con el sentimiento de ruptura que seguro sientes, cuesta hacerse a la idea de no poder disfrutar del tacto, del beso, de la caricia de aquellas personas queridas, sin embargo, es posible sentir incluso con mayor intesidad la presencia de las personas que nos flatan, porque el poder de los sentimientos no desaparece, como tampoco lo hacen las personas las que queremos por el hecho de no tenerlas cerca.
    Sólo desaparecen los seres queridos a través del olvido, sólo desaparece aquello que no nos genera sentimientos, y a buen seguro esto, nunca te va a ocurrir.
    Sigue adelante y nunca te alejes de esos sentimientos que guardas dentro, porque con ellos sonreirás, a veces llorarás, pero sentiras y tendrás la certeza de la cercanía de tu abuelo, para siempre.
    No quiero extenderme más, fundamentalmente porque hoy creo que más que decir, leer o escribir, es momento de sentir.
    Un beso fuerte y todo mi cariño para tí, sin olvidarme de Pedro, para el que si me permites, hoy reservo mi beso especial.
    Fuerza para los tres, y mi deseo, de que sintais de una manera especial el cariño de quienes de verdad os queremos.

    ResponderEliminar
  12. Alejandro!!!!
    Me ha emocionado mucho la carta, casi lloro tio!!
    La verdad es que lo que cuentas en la carta es verdad. Yo he tenído la suerte de conocer a tu abuelo y puedo asegurar que es un persona magnífica y lo recuerdo cuando iva a vuscarte a la parada del autobus después de clase.
    Pero bueno, te digo lo mismo que has mencionado tu, tienes que seguir adelante pero recuerda, no pienses en el como tu abuelo fallecido, piensa en el, como el mejor abuelo del mundo y una de las mejores personas que has conocido. En serio así te sentiras muy orgulloso de el. Recuerda tambien los buenos momentos que has tenído a su lado y esos gestos que le caracterizan, como su risa, voz, olor, su manera se ser... Esas son las cosas que hay que recordar.
    Tienes que levantarte y para asegurarme de que te animas, ¿que te parece si me paso mañana a la tarde por tu casa? me pasaría hacia las 7. Si no puedes dimelo vale, pero creo que te tienes que animar i volver a ser ese Alejandro tan divertido y surspicaz.
    Pues bueno eso, hasta mañana entonces(o no)
    Un besazo!!! amz wapo
    ANE
    P.D. Joe cuanto he escrito!!

    ResponderEliminar
  13. Uff, creo que es dificil hoy escribir, pero os lo mereceis tanto Axel como tus aitas, Iba a llamaros para deciros que el peque esta bien, que todo ha quedado en un susto , cuando me he enterado de la noticia, rapidamente he abierto y blog y me encuentro con la carta que has escrito, y que queires que os diga??, que envida, (sana pero envidia) has tenido y tienes de tener un abuelo asi, pero menudo suerte la de el, de tener un nieto como tu Alejandro.
    Me he emocionado, mucho, diria yo que he llorado lo que hacia tiempo que tenia ahi guardado.
    Gracias Alejandro por compartir , gracias por hacerme participe de tu blog, no por lo que escribio sino por lo que leo, Gracias
    Un besazo para los tresss, mucho fuerza.......

    ResponderEliminar
  14. Hola cariño, me parece admirable la despedida que le has ofrecido a tu abuelo, es importante el decir las cosas que uno no ha tenido tiempo de decir, o simplemente las que no se dijeron por vergüenza, es tan importante que cada día que pase estarás más orgulloso de haberlo hecho, y también más tranquilo. A mí me pasó...
    Es curioso lo difícil que nos resulta a veces, decir a las personas que más queremos, que las queremos, y cuando nos falta alguien muy querido, pensamos que deberiamos haberle dicho más veces lo que sentíamos...pero sabes una cosa, Alejandro, que realmente las personas que nos quieren, ya lo saben, al igual que nosotros también lo sabemos.
    Tu abuelo, realmente era una buena persona, aunque lo ví muy pocas veces, no hacía falta más para saberlo, era capaz de transmitir un amor muy grande, y el amor que sentía por tí se le veía hasta en los ojos.
    Un beso Alejandro, un beso Pilar, un beso Pedro, y hoy también yo me quiero despedir de tu abuelo, un beso Benito...

    ResponderEliminar
  15. Querido amigo. Me entere aller de lo que ha pasado. Ace no mucho yo me senti igual que te cuando murió mi abuelo, y te aseguro ke la unica forma de seguir adelante es sabiendo que fue n hombre feliz, y no me cabe la menor duda porque teniendote a ti y a tu familia que le habeis dado todo el cariño desde el principio hasta el final, no me cabe duda de que esté donde esté estara feliz y aunque creas que no estara escuchando too lo que se te pasa por la cabeza en estos momentos. No se como ni porque pero mi abuelo tampoco esta entre nosotros y yo cada vez que le quiero contar algo se lo cuento, y no me responde pero me escucha, lo sé. Y tu con tu abuelo muy pronto aprenderas a vrle de otra forma y decubriras qe no se ha ido del todo que puedes comunicarte con el, no con palabras con el pensamiento, y con la fe, Piensa que cada día es, por sí solo, una vida y cnocete a ti mismo, nunca te rindas, esta vida es muy puta y hay que luchar luchar y luchar nunca tirar la toalla porque si tiras la toalla lo pierdes todo, habra momentos en los que te sientas fatal te quieras morir pero recuerda esto alex si luchas puedes ganar, en cambio si tiras la toalla, has perdido. Es ley de vida y tenemos que convivir kon esta vida mucho tiempo por suerte o por desgracia asique hay que ser fuetes, invencibles.



    Un abrazo muy grane para toda la familia pero especialmente a Pedro, Pilar y Alejandro, este mensaj va para los tres. Mucha suerte y animo.




    El carácter del hombre es su destino.
    -Aitor.

    ResponderEliminar
  16. Hola primo
    No te falta razon con la carta ,era el mejor .Yo todabia no me creo lo de su fallecimiente y supongo que tu tampoco .Ahora tenemos que estar muy unidos y los dos animar a la abuelita que esta muy triste .El abuelo aunque no este presente esta en nuestras cabezas y a un abuelo como ese no se le olvida ni queriendo ,como me dice mi madre !Hay que ser fuerte¡un besazo para todos

    ResponderEliminar